SOMOS

SOMOS

Somos la Asociación Gremial de Empresas de Diseño de Chile, una entidad no estatal sin fines de lucro que vela por el desarrollo de la disciplina del diseño en Chile.

Desde 1994 nuestra labor es reunir a los actores del diseño nacional en una red de colaboración para así promover el uso del diseño en industrias, empresas, gobierno y sociedad.

Representamos y promovemos el diseño en Chile en todas sus áreas de desarrollo.

PROPÓSITO

Nuestro propósito es impulsar el entendimiento sobre el valor del diseño y posicionarlo como una herramienta estratégica y un factor clave en el desarrollo  económico, social y cultural de Chile.

Procuramos profesionalizar la industria del diseño, para que tanto nuestros asociados como las empresas de diseño en general puedan progresar y proyectarse en el tiempo. Para esto organizamos y realizamos instancias de colaboración, apoyo y aprendizaje de diversas índoles.

Queremos aumentar la valoración y el reconocimiento del diseño, como disciplina profesional y estratégica, elemento clave para la innovación y la competitividad, demostrando que nuestra organización y cada uno de sus asociados son actores relevantes  para el desarrollo ycrecimiento nacional.

CREEMOS

Creemos que el diseño es el futuro de Chile.

Un país que apuesta por un modelo de desarrollo basado en la explotación de comodities, no reconocerá en el diseño más que un aporte puramente estético y ornamental -y es en este espacio dónde el diseño se sub-valora y se deprecia-. Se aleja de los espacios de decisión y su aparición en los procesos de desarrollo de nuevos productos se retarda.

En cambio, una economía que basa su crecimiento en la competitividad y en el fomento de la capacidad de desarrollar productos y servicios innovadores, con alto valor agregado, encontrará en el diseño un aliado fundamental. Y es aquí donde Chile debe enfocar su estrategia, es más, poco a poco lo está haciendo y nosotros queremos formar parte de este cambio.

Este enfoque actual nos exige evolucionar como diseñadores para poder competir en un escenario cada vez más centrado en los consumidores y sus necesidades. El diseño tiene la oportunidad de transformarse en la herramienta de mayor efectividad en términos de costo-beneficio para competir y agregar valor -en la llamada “era del cliente”-.